La macro geometría de nuestros implantes posibilita menos preparación ósea, más conservación de hueso y, como resultado de ello, más alto torque de inserción, mejor estabilidad primaria y un índice de resultados satisfactorios más predecible con cualquier técnica quirúrgica: en dos tiempos, un tiempo, sustitución inmediata y carga inmediata.


La micro geometría de los implantes Cortex aumenta el área de superficie del implante 4 veces más, permitiendo una mejor adherencia de los filamentos de fibrina y mejorando la osteoconductividad de la superficie del implante. Los diversos diseños de implantes proporcionan soluciones para todos los tipos de hueso y para cualquier tipo de restauración definitiva.